lunes, 21 de julio de 2008

Un buen entrenamiento...

...es perderse en la montaña.

No me sali con la mia, pues si, paso lo que mas temia, en el sito menos indicado, en el momento menos indicado y cuando mas lo temia. Otra vez la ley de Murphy haciendo de las suyas. Si algo puede salir mal, saldra peor. Si quires ir rapido y cubrir mas distancia entonces iras mas lento, recorreras menos y tardaras mas.

Hace como 7 años, en el año 2001, subi con un ¿ex? amigo al pico Naiguata(2761 msnm). No recuerdo, antes de esa ocasion, haber subido al pico Naiguata, por lo que era mi primera vez. En aquella ocasion recuerdo que estabamos entrenando para correr una carrera de montaña, que era en grupo mixto de cuatro personas y que se llamaria "Segunda Caminata en el Parque Nacional El Avila", o algo asi.
http://www.eluniversal.com/2001/08/12/dep_art_12384II.shtml.

Era la primera en la que yo participaria ya que nunca antes habia participado en alguna. Recuerdo que subi con un pequeño bolso que tenia, entre otras cosas, un sleeping, lo que significaba que llevaba algo de peso. Mientras subiamos hacia buen clima, hacia sol, nada de brisa, nada de nubes, cielo despejado, la ruta bien identificada, la naturaleza de la cara bonita, de mosquita muerta. Llegamos al pico Naiguata, a lo que llaman el Anfiteatro(2722 msnm). Habian un par de personas en carpas, charlamos con ellas, descansamos, comimos y justo cuando decidimos empezar a bajar, la naturaleza dejo de ser hipocrita. Hasta ese momento nos habia tratado bien. Comenzo a llover como nunca antes habia visto, todo se nublo, aparecio una recia y fria brisa y hasta truenos escuche.

Con lluvia y todo comenzamos a devolvernos. Ya no habia camino sino riachuelos. Cuando menos lo imaginamos estabamos perdidos, dando vueltas, pasando por los mismos lugares de hace rato. Tantas piedras gigantes, tanta nubosidad y agua, era como mucho pedir. Yo inmediatamente pense en los sleeping bags. Pensamos tambien en devolvernos, donde estaban las carpas, el asunto era conseguir tambien el camino al sitio en mencion. En otras palabras, estabamos en tres y dos. Recuerdo que nos paramos debajo de una piedra gigantesca para evitar la fria lluvia, alli cabrian perfectamente los sleeping, pense yo. Insistimos buscando el camino de regreso, que finalmente hayamos, entonces decidimos tratar de reencontrar el camino, no para el pico Naiguata sino para bajar a la, para ese momento, muy amada y contaminada ciudad de Caracas.

Cuando justamente identificamos el camino, repentinamente dejo de llover, de hacer brisa fria, se desaparecieron las nubes, ya no habia riachuelos sino caminos y hasta escuchabamos a los pajarillos piar. Finalmente como a las 10 pm fue que llegamos a La Julia despues de hacer la mitad del camino de regreso en plena oscuridad, sin linterna, todos empapados, destruidos fisica y moralmente. La montaña nos habia escupido las caras.

La carrera como tal, para la cual nos entrenabamos, constaba de dos etapas. El termino de la primera etapa era el pico Naiguata, paradojicamente lugar al que nunca llegamos en el desarrollo de dicha competencia. En mi opinion, competir en equipo tiene mas desventajas que ventajas. Primero una lloradera en el cortafuegos.., uno de los carajos no queria trotarlo sino caminarlo, cosa que evidentemente nos dio un retraso sin igual, despues otro que le dolia la rodilla y luego otra que estaba reventada y no podia dar un paso mas, y no seguire enumerando detalles, solo dire que no me gustan los equipos. Yo queria, los demas no se sentian identificados y sin siquiera llegar a la cuarta parte de la carrera, el resultado fue un gran DNF, porsupuesto para nosotros, para otros fue como el citado en el siguiente link:
http://www.eluniversal.com/2001/08/13/dep_art_13301AA.shtml.

Practicamente desde cualquier parte de Caracas se puede ver el Parque Nacional El Avila, asi como algunos de sus picos, aunque esto no signifique que si te metes en esa montaña, en plena ciudad capital, la naturaleza se muestre hostil contigo, en todas sus variantes, cosa que me consta y como en aquella ocasion del año 2001 me paso este reciente fin de semana.

En mi camino a Carros y de adueñarme de esos dos valiosos puntos para el UTMB 2009, habia decidido hacer una ruta, la mas larga hasta ahora planificada. Vi un mapa que tengo de recorridos en el P.N. El Avila y trace la ruta, me parecio bastante larga, de mas de 8 horas pense, incluso de mas de 40 km. Temerario, no era facil, no. Aunque en realidad no me importaba mucho la distancia recorrida sino mas bien el tiempo empleado en el entrenamiento, unas 8, 9 o 10 horas, caminando sin parar, para costumbrar al cuerpo, por lo cual pense que habia convencido al amigo Joao de que me acompañase, tomando en cuenta que el tambien es amante de la montaña y de esos recorridos.., y de que tambien le habia dicho que iria a su paso, caminando, lo que pense que le gustaba hacer.., como dije, eso fue lo que pense.

A las 3:45 a.m. me desperte, habiamos acordado salir de montalban a las 4:00 a.m. a fin de empezar en San Bernardino a eso de 4:30 a.m. Cuando a las 4:05 a.m vi que el amigo Joao no llegaba, arranque, no sin antes sentirme bastante decepcionado de su actitud que catalogue en ese momento de infantil e injustificable. No le mente la madre a pesar de ello, mas bien me preocupe por no saber si hacer la ruta que tenia planificada, la cual era imprescindible ir acompañado o bien, hacer otra ruta improvisada en dicha hora de la madrugada. Como soy arrecho, y por orgullo, me fui por la primera opcion y a las 4:26 a.m. habia puesto el reloj en marcha al bajarme del carro en el estacionamiento del Hotel Avila, en San Bernardino.

Comenze a subir caminando por el concreto hasta Loma del Viento(17:12). En el cortafuegos se me difilculto mucho correr ya que iba sin linterna y estaba bastante oscuro. En partes me daba algo de miedo tanta oscuridad, de que fuese a salir algun animal extraño. No se quien se asustaba mas, si las guacharacas aguevoniadas que saltaban y hacian bulla al verme en el camino o yo. Pase por PGP Chacaito(48:59) y la situacion no cambio, por el contrario, me adentraba en la montaña, se ponia mas oscuro. Asi llegue a Loma Serrano(1:18:24) donde me agarro el amanecer. Segui subiendo y llegue a la Silla de Caracas (2:35:17), hacia un muy buen tiempo. Al Pico Oriental (2641 msnm) llegue sin apuro, mas bien pendiente de la desviacion hacia la fila (3:04:38). Entonces venia lo bueno. La Fila es un lugar en el que me he metido solo dos veces, no es muy frecuentado, no es sano meterse por alli.

Me adentre en ella. De 2640 msnm baje a 2300 msnm que es la media de la Fila. Al principio bajando y bajando por un terremo muy escabroso que me obligaba ir muy lento. Luego muchos chinchorros en los cuales de 2300 msnm subias a 2400 msnm. Se veian las lomitas. De vez en cuando echaba una corridita para no perder la costumbre. En muchos lugares habia tanto monte que tapaba el camino, tenia que ir muy pilas. Porsupuesto no habia ni un alma. En el andar llegue a lo que llaman Puerta de Hercules, un escenario atipico que contrasta con el P.N. El Avila. Piedras gigantescas adornaban el lugar, el camino a duras penas estaba señalizado. A casi 2600 msnm llegaba la altura en algunas partes de ese lugar. El clima estaba muy amigable, no me imagino en otras condiciones ese lugar.

Atraveze el lugar, no sin antes pararme unos minutos a destapar la lata de Red Bull y echarla en el camelbak y tambien a tomarme un power gel. Segui, pendiente de algun letrero, aviso o señal que me dijera que habia llegado a Urquijo, para comenzar a bajar ya que habia decidido no llegar al pico Naiguata, en otras palabras, recortaria un poco la ruta. Cuando llevaba cerca de 4 horas con 40 minutos vi con bastante ingenuidad un letrero señalando hacia el este que decia: "Pico Naiguata ---> " , el cual, como dije, pase con ingenuidad. Si existe alguna conexion de las piernas con el cerebro, en ese momento estaban desconectados porque yo segui trotandido...

1 comentario:

Félix dijo...

Perderse es clave, socio. Es más, como sabes, en el entrenamiento hay que toparse con todo. Así que te deseo ampollas, hambre y alguito de lluvia para las próximas. Irse a la competencia habiéndose sobrepuesto a ese tipo de vainas sólo aumenta la moral y el saber que uno realmente conoce lo que es pelar bolas.

Lástima que no te haya gustado el asunto por equipos. Es complejo. A mí siempre me ha gustado al fin de cuentas. He sido desde el fuerte del equipo hasta el que arrastrado han tenido que llevar. Pero, no me quejo...hasta esposa me salió de ese bochinche.

Un saludo. Mientras siga lesionado, estoy haciendo esos largos contigo "virtualmente". Nos vemos en el cerro.